Receta: Waffles proteicos con queso cottage

 

Estos son los waffles proteicos más ricos, esponjosos y bajos en carbohidratos que hayas probado! Puedes comerlo en tus desayunos, tus medias tardes, para esos antojos de dulce y cualquier momento que simplemente quieras disfrutar!

Ingredientes:

  • 1/2 taza de queso cottage
  • 1 huevo
  • 3 cdas de harina de avena
  • polvo de hornear
  • stevia/endulzante
  • esencia de vanilla

Preparación:

  1. Mezclar el queso cottage*, el huevo, la esencia de vainilla y el endulzante de tu preferencia hasta unir por completo los ingredientes.
    *Para tener una mejor consistencia del queso,licuarlo o batirlo para que quede como queso crema 
  2. En otro bowl mezclar la harina de avena (puedes colocar la avena en hojuelas en un blender o licuadora para hacer harina) y el polvo de hornear.
  3. Combinamos ambas mezclas y batimos hasta que quede una masa homogénea.
  4. La masa puede usarse tanto para pancakes como para waffles.
  5. Calentar la wafflera o sartén y una vez bien caliente vamos colocando la mezcla.
  6. Listo! Ya tienes los pancakes  waffles mas esponjositos de la vida!
  7. Agrega los toppings de tu preferencia: miel, frutas, canela, granola, etc, etc

Visita tiktok para encontrar el video completo:

@mayraserna.hc

La mejooor masa! 🤤🤤#recipe #healthyrecipe #waffles #cottagecheese

♬ Every Second - Mina Okabe

Cómo crear hábitos

1. Identificar hábitos actuales:

¿Cuál es tu objetivo de esta semana? Agarremos lápiz y papel. 

Y ahora lo que vas a hacer es un listado de tus hábitos actuales, vamos a enfocarnos en la mañana. Aunque déjenme decirles que la rutina de mañana está altamente vinculada a tu rutina de noche. 

Esta lista va a ser el punto de partida, donde vamos a iniciar. La lista debe ser tan específica que debe verse como algo así:

  • Me despierto a las 6:00 am
  • Cojo mi celular
  • Me levanto
  • Me pongo pantuflas
  • Voy al baño
  • Tomo una ducha
  • Me lavo los dientes
  • Me cambio
  • Me voy a trabajar

¿cómo se ve tu lista?¿Qué hábitos, dentro de esta lista te están llevando hacia tu objetivo?

Al costado de cada hábito o cada acción de tu mañana coloca si eso te lleva a tener el estilo de vida que quieres. 

No califiquemos a ninguno de bueno o malo, simplemente si te lleva o no a dónde quieres estar. Ahora

¿Qué crees que puedes añadir a tu mañana/noche que te lleve a ese objetivo?

 Pensemos en solo 1 acción que podamos implementar y enfoca tu energía únicamente en esta.

 

2. Hacerlo fácil:

Se han dado cuenta que en las mañana solemos correr, ponemos la alarma con el tiempo justo y necesario para llegar temprano al trabajo, pero si tuviéramos 30 minutos más, para dedicarlo a nosotros mismos, ¿cómo cambiaría todo? ¿Qué harías en esos 30 minutos que tienes sólo para ti, sin importar si es a las 6, o a las 7 o a 5 am?

Apóyate en tus hábitos actuales también para poder programar el siguiente. Una vez que te levantaste temprano, empieza a escribir, a hacer journaling, empieza por escribir lo que sientes, sin importar reglas, o la cantidad, si llenaste 3 párrafos está bien y así irás incrementando gradualmente y haciéndote las preguntas correctas. O empieza con una rutina de skincare, por lo básico, quizás lavándote la cara con un jabón especial y vas aumentando productos de a pocos.

No pienses mucho en el tiempo, sé que escuchamos que se tarda 12 semanas, 6 meses, etc, en crear hábitos, pero volviendo al principio, la bioindividualidad, quizás a tu amiga le tomo 2 semanas, quizás a ti te tome 5 meses, ve a tus tiempos y a tu ritmo sin compararte. En el momento que dejes de pensar en hacer este hábito será cuando ya lo tengas instaurado, se volverá parte de ti. Pensar en cuánto tiempo te tomará puede causarte estrés, vive en el presente y celebra cada día que logras hacerlo, cada día que te levantes 30 minutos antes aplaúdelo, y si un día no lo haces, no tires todo por la borda, y al día siguiente vuelve a empezar.

También me ayudo volver obvio los escenarios, o hacerlo más fácil: en el caso de empezar a entrenar: colocar horarios, dejar listo desde la noche anterior la ropa deportiva, tener el plan del día listo.

Si quieres comer saludable, tener opciones listas en tu despensa o refrigeradora, tener ensaladas ya preparadas, un menú, yogurt, frutas a la mano ya picadas y listas para comer. Hacerlo fácil.

Por otro lado en la lista, tenemos esos hábitos que no nos llevan o no van acordes a nuestro objetivo, que debemos eliminar. A mi parecer, y según mi experiencia, eso es lo más difícil, yo fume durante 10 años de mi vida, y borrar, eliminar ese “vicio” fue una de las cosas más retadoras. Todo comenzó con una decisión, firme y segura. En ese momento ya hacia deporte, me alimentaba bien, sin embargo luego de entrenar me subía a mi carro y me prendía un cigarro.

Ilógico no? Pero eso hacía,  gracias a mi hermano y mi papá que también dejaron de fumar decidí un día dejar de hacerlo. Y ese creo que es uno de los pasos más importantes. 

El ambiente en el que te rodeas, si quieres dejar de fumar y estás en un ambiente donde todos fuman, se te va  a hacer 100 veces más difícil, si tienes cigarros en tu cajón, se te hará 100 veces más difícil. Trata de crear un ambiente en donde no se conciba este hábito que quieres eliminar. Haz que sea difícil hacerlo.

3. Tener un plan de recompensas:

Ten un plan y una estrategia para cuando quieras repetir esta acción, a que me refiero. Cada vez que me den ganas de fumar, voy a llamar a mi mamá, y le voy a preguntar que tal su día. O cada vez que me den ganas de fumar voy a salir a caminar 5 minutos con un podcast de fondo.

 

Estas acciones te harán sentir recompensando por no hacer esta acción que tanto quieres dejar. Y por lo tanto te sentirás bien y se formará una cadena de recompensa.

 

El amor propio, más allá del cuerpo

Pero si aquí voy a citar a “GABO CARRILLO” fundador del método WATSON, es un coach Ontológico y el dice: “El amor propio no es un lugar al que se llega, es un lugar del que se parte” y boom eso me hace mucho sentido saben. Por mucho tiempo pensé que tenía que hacer X, Y, Z y que luego de todo eso me iba a amar. Cuando baje de peso me voy a amar, cuando tenga un mejor trabajo ahí me amaré, cuando sea flaca me voy a amar y sentía que había toda una lista que tenía que cumplir para luego, recién poder amarme, como que sentía que era el final de un camino que tenía que recorrer. Que tenía que cambiar, restringir, prohibir ciertas cosas para llegar a este objetivo final de amarme. Cuando me di cuenta que efectivamente, es el lugar donde se parte, que es todo lo contrario, es conocerme, reconocerme, valorarme, cuidarme, y todo lo que les voy a comentar que es ahora para MI amor propio, entendí que es un camino que debo elegir transitar todos los días de mi vida.

Empezando por conocerme, ¿Cómo puedes amar algo sin conocerlo? y así fue como empecé, me hice preguntas como, ¿qué es lo que me gusta? ¿Qué actividades disfruto? ¿Cuál es mi pasión? ¿Cuáles son esas cosas que me hacen súper fácil de hacer? ¿Cuáles son mis talentos? Yo no los tenía claro, yo quería parecerme estereotipo de mujer exitosa que tenía en mi cabeza y nuevamente, comparando, quería parecerme a esa influencer que veía su vida casi perfecta.  Y yo no sabía  que lo me hacía feliz, qué es lo que te hace feliz? Sabes cuáles son tus fortalezas, tu puntos de mejora, tus aptitudes, tus habilidades, tus puntos débiles, eso que hace vibrar tu corazón, tu pasión? ¿Puedes responder todas estas preguntas?

Porque si no te conoces, va a ser muy difícil empezar a reconocer tu valor. Yo tenía muchas vocecitas en la cabeza que me decían “no eres suficiente” “no era buena para esto” “a ti solo se te da lo intelectual” “no vas a poder” y esa era la realidad que yo no estaba creando, porque así funciona la mente, los pensamientos que se repiten refuerzan lo que creemos de nosotros mismos. Un paso súper importante para mi, fue hacer a mi mente mi amiga, mi cómplice, porque estos pensamientos vienen día a día, no van a desaparecer el resto d53r5e tu vida. Pero si está en tus manos aprender a identificarlas y dirigirlas. Si tu mente te dice “tengo miedo, no lo voy a lograr”, identificarlo y cambiar este diálogo interno a: “sé que sientes que no puedes con esto, pero eres fuerte, y lo vas a lograr”.

No sé si han escuchado esta frase, “trata  a los demás como quieres que te traten a ti” mi pregunta es ¿Te estás tratando como tú tratas a los demás? Con ese mismo amor, respeto y compasión. Porque cuando viene tu hermana o tu hermano o tu mejor amigx  y te dice, ay me sient fea, gorda, incapaz, tu le dices: si, si eres, eres lo peor. ¿no verdad? Tu le dices NO, eres hermosa, eres capaz de lo lograr lo que quieras. Entonces por qué con nosotros mismos no podemos hacerlo?  Me costó años entender esto, pero una vez que lo entendí, fui capaz de cambiar ese diálogo y esa batalla que tenía con mi mente.  Y empecé a lograr cosas que jamás pensé que podía lograr. Amé el deporte, cuando antes, mi cabeza me repetía que yo era muy mala para eso. Empecé a mostrarme en redes sociales, en mi emprendimiento, cuando antes mi mente me repetía que yo era muy introvertida, y que me moría de vergüenza de todo.

Empecé a tener autocompasión, CLAVE, soy consciente de que somos seres sociales, pero aprendí a darme a mi misma lo que buscaba en los demás y el amor propio va muy ligado a eso para mi. Porque el hablarme bonito, con cariño, aún cuando me equivoco, porque me equivoco muchas veces, y perdón la palabra pero la CAGO, y bien. En mi trabajo, en mis relaciones, en todo, hay momentos que no hago las bien. O hay momentos que no quiero hacer las cosas, o que las hago mal. Antes me hundía en un hueco de latigazos de palabras por así decirlo, como te dije que no eres buena, te dije que no debías hacerlo, te dije que no podías, y eso no es tratarte con compasión. Amarme para mi fue: OK, me equivoqué, y estas cosas pasan. No te voy a decir, ahora veo el lado positivo y que todos son aprendizajes. No, porque sería mentirte que siempre pienso así, lo que SI he aprendido es a darme ese abrazo y ese golpecito en el hombro y decirme, ok, ahora puedes sentirme mal, no te juzgues, ya mañana vemos que podemos hacer. Pero no te juzgues, si quieres llorar, llora, si quieres molestarte, moléstate, ya mañana vemos que aprendizaje o que plan tenemos, pero en este momento solo me abrazo. Es así como se ve la autocompasión en mi. Y que hay veces en qué sí necesito que ese abrazo me lo de mi novio, pero sé que si el no está para contenerme, estoy yo. Cuando no nos amamos ponemos en el control en lo externo y no en nosotros.

Les he hablado del autoconocimiento, el saber reconocer tu valor y la autocompasión. Y cuando todas estás coinciden, empiezas a poner tus propios límites. DESDE EL AMOR y no desde el egoísmo. Para mi poner límites sonó a aprender a decir que NO y aprender a no estar disponible para todo el mundo, a empezar a ponerme como prioridad. Hace poco me pasó algo con mi novio, el me pidió que asista a una cena con sus amigos, y yo venía con un cansancio extremo toda la semana, y para mí,  es muy difícil conocer gente, siento a veces que tengo como ansiedad social, y para mi si requiere de mucha energía encontrarme con personas nuevas, eso es algo en lo que sigo trabajando, pero en otro momento en mi vida le hubiese dicho si, vamos porque sabía que eso lo hacía feliz y a mi me gusta hacerlo feliz. Pero también sabía que si iba, no me iba a hacer bien, entonces le dije NO, por favor anda tu sólo, en este momento no puedo acompañarte, porque no me daba la energía y prefería descansar y estar un momento a solas y eso me hacía bien. Y ese fue un acto de amor propio. Que él entendió, y eso me hizo amarlo un poco más. Pero poner mi salud tanto mental como física como prioridad, uff. Y así como lo hizo Jose, aprender a aceptar los límites de los demás sin sentirlo personal. Eso también en amor propio para mi. Los límites vienen cuando empiezas a valorarte, no le das el control de tu felicidad a otra persona.

Y así es  cómo se vive este proceso en mí, y es continuo y hay que aprender a conocerse todos los días. A la Mayra del 2018 no le hacían feliz las cosas que me hacen feliz hoy, antes tenía otras prioridades, otros sueños, otros objetivos. Y hay que aprender a amar a la persona que eres hoy. Porque a veces tratamos de amar a la persona que eramos hace años cuando esa persona ya no existe.

Elige el camino, parte del amor para empezar estos cuestionamientos para conocer y reconocer quién eres y empezar a construir todos tus sueños.